Entrevista a Nuria Capdevila-Argüelles

10953184_10205908199493068_6015466713100567535_n

Nuria Capdevila-Argüelles

Nuria Capdevila-Argüelles es profesora en la Universidad de Exeter (Gran Bretaña) de Estudios Hispánicos y Perspectiva de Género, cuenta con una dilatada experiencia  y es autora de numerosos artículos publicados en ambos lados del Atlántico. En su fiel compromiso por rescatar del olvido a aquellas mujeres predecesoras que la Historia ha relegado al olvido y consciente de los obstáculos que como mujer hemos encontrado a la hora de entrar en el mundo de la Cultura –con mayúsculas–, Capdevila-Argüelles publica Artistas y precursoras. Un siglo de autoras Roësset (Horas y Horas, 2013), una obra en la que nos revela “cómo llega una mujer a emerger como autora, artista, creadora o gestora cultural en los albores del feminismo moderno, qué factores del entorno la frenan o la acicatan, cómo vive su género la autora que al intentar serlo se encuentra con voces como la de Marañón acusándola de inversión o masculinización, convirtiéndola en una patología”.

La entrevistamos a raíz de la publicación de la novela inédita de la socia del Lyceum Club Femenino Elena Fortún, Oculto sendero, cuya edición ha elaborado junto con María Jesús Fraga; así como de la reciente publicación del diálogo epistolar entre Elena Fortún y Carmen Laforet, De corazón y almaEsta correspondencia inédita sale a la luz gracias a la Fundación Banco Santander (quien financia el proyecto) y, sobre todo, gracias a Cristina y Silvia Cerezales –hijas de Laforet– y, una vez más, a Nuria Capdevila-Argüelles, experta de la vida y obra de Encarnación Aragoneses Urquijo, más conocida por quienes la apreciamos y admiramos su obra por Elena Fortún.

1- Lyceum Club Femenino: ¿Qué es lo que te apasiona de Elena Fortún y qué derroteros de la vida te llevaron hasta ella?

Nuria Capdevila-Argüelles: Cuando era niña y llegaban las vacaciones escolares, mi madre me llevaba a una librería en León, mi ciudad natal, a escoger libros. Somos tres hermanas. Nos compraba dos libros a cada una, y luego los compartíamos. Los libros de Celia enseguida se convirtieron en mis predilectos y fui haciendo la colección. Recuerdo perfectamente leer a Fortún de niña y disfrutar tanto de la voz de Celia como de la sociedad española que contemplaba a través de sus ojos, que podía identificar como parte de mí, claro. Me formé como filóloga y luego llegó el feminismo académico y mi interés por el feminismo español, llegó también la investigación y la docencia en el mundo académico anglosajón y desde esta posición periférica, mi trabajo como hispanista y feminista. En el hispanismo anglosajón se habla con toda naturalidad del pacto del olvido en el que se fundamenta la transición española. De hecho, gran parte de mi alumnado llega a la universidad habiendo aprendido eso en la secundaria mientras que mis ERASMUS españoles suelen no saberlo Creo que una de las razones por las que siempre amé el personaje de Celia es que necesitamos acceder a nuestra historia porque es parte de nuestra identidad. Yo me eduqué en el olvido de la misma, no tocábamos lo más convulso de nuestro siglo XX en el aula. Celia llenó ese vacío. Celia es la historia de España, es la memoria de la generación de mis abuelas y de muchas de mis maestras. Lo más apasionante de la literatura de Fortún y también de su autoría es que a medida que avanzo en la investigación encuentro más subtextos y significados. Fortún aún no ha dejado de sorprenderme, ni ella ni las mujeres que voy encontrando a medida que profundizo en su experiencia como escritora y como mujer.

2- LCF: ¿Qué sabes sobre la participación de Elena Fortún como miembro del Lyceum? ¿Se podría considerar una mujer con una incipiente conciencia feminista?

NC-A: Y más que incipiente. El Lyceum fue un espacio importantísimo para ella. Se refiere a menudo a él en sus cartas e incluso lo menciona en un capítulo de Celia. Fue una asociada muy activa, colaboró en la organización de todo tipo de actividades y se sentía responsable de la buena marcha de la institución a pesar de que no fue presidenta. Pero no fue el Lyceum la única participación de Fortún en el asociacionismo femenino de los años veintre y treinta. También dio clases de Biblioteconomía en la Residencia de señoritas. La narradora de Oculto sendero escribe en un momento dado que ha nacido una década antes de su tiempo y Fortún sintió lo mismo y parecía querer aprovechar el tiempo lo más intensamente posible en aquella época de formación y de consolidación de autoría. En cuanto a su conciencia feminista, ya da cuenta de ella al principio de su carrera en sus artículos en el semanario La Prensa, reproducidos en la antología El camino es nuestro que preparé con mi colaboradora María Jesús Fraga. Sin embargo, como la mayoría de sus contemporáneas no pudo escapar a la fuerza del pensamiento esencialista de su época. Me refiero al esencialismo entendido como determinismo biológico. Fortún no separa sexo de género. Establece una relación esencialista entre ambos y ese es el límite de su feminismo. A través de Celia da cuenta del fin de un proyecto de emancipación femenina en el que participó y cuyo fracaso tras la guerra le dolió hasta el final de sus días. Fortún dio a Celia un final lamentablemente coherente con la historia española: la historia de la silenciación de las modernas o mejor, de la armarización de las mismas. Pienso a menudo que en algún lugar lograremos encontrar archivos del Lyceum, alguna vez, no sé cómo. Aunque la Sección Femenina confiscase todo confío en que alguna vez encontremos nueva documentación.

3- LCF: ¿Crees que Elena Fortún se hubiera casado en estos tiempos o hubiera elegido vivir abiertamente su lesbianismo?

NC-A: Si fuera una mujer joven en estos tiempos por supuesto habría salido del armario pero no sé cómo habría vivido su género. Hubo un cierto grado de dandismo en ella Y en sus tiempos podría haber disfrutado de un satisfactorio matrimonio de compañía, como otras modernas. Su marido resultó ser un hombre mucho más mediocre que ella y le afeaba el éxito literario a su esposa. En cualquier caso, me interesa sobremanera el mundo homófilo y lesbófilo alrededor del matrimonio Gorbea-Aragoneses. Oculto sendero nos ofrece, creo, una perspectiva sobre este ambiente. Al leer Oculto sendero me preguntaba ¿qué ve el personaje de Jorge en su esposa? ¿cómo interpreta sus pocas habilidades femeninas? ¿qué hay detrás de su propia ambigüedad y del silencio “reconcentrado y hóstil” con el que contempla a la protagonista? Y me sorprende la madurez con la que la narradora va graduando el sufrimiento en el texto, graduando la violencia y también la adquisición de conocimiento sobre el yo, pareja a sufrimiento y violencia pero también pareja a la emancipación. Analiza, sin usar esos términos, la discriminación, la violencia de género, la homofobia, el sexismo… el suyo fue un feminismo apoyado en un pensamiento igualitario muy vanguardista, que mantuvo escondido en su literatura inédita. Y que debemos recuperar.

4- LCF: Más allá de la relevancia que tiene en la construcción de una Educación en Igualdad el hecho de visibilizar a las mujeres que han conformado nuestra propia Historia, ¿qué aspectos de las mujeres de la República consideras relevantes transmitir a nuestro alumnado de Secundaria? ¿Cómo introducirías el tema para hacer que estas vidas lleguen al corazón de las aulas?  

NC-A: Haciéndolas vivir. Así hay que trabajarlas. Y revelaremos su enorme diversidad genérica, su fascinante obra, sus ideales y… nuestra historia. Yo me formé como investigadora con una premisa básica que estaba equivocada: el autor no importa, importa la obra. Recordemos la muerte del autor de Barthes. Claro, él mismo se desdijo en su última obra Roland Barthes par Roland Barthes. Salió del armario, devolvió a la vida al autor que había matado y admitió la enorme importancia del espectáculo del género y, por tanto, de la vida, para entender las presencias y las ausencias, las luces y las sombras en el paisaje del arte, la literatura, la cultura, la sociedad, lo que representamos, lo que ocultamos y olvidamos pero no podemos destruir.

oculto-sendero

Portada del libro “Oculto sendero” de Elena Fortún, publicada por la editorial Renacimiento

 5-LCF: ¿Qué acogida ha tenido entre el público LGTBI la novela “Oculto sendero” de Elena Fortún en la que aborda su lesbianismo a través de un “alter ego” ?

NC-A: Impresionante. Desde jóvenes lesbianas que en presentaciones se han levantado para decir la niña de este libro fui yo a jóvenes trans que nos han escrito incorporando su experiencia a la del libro, especialistas en crítica queer, feministas, el público de siempre de Fortún en sus diferentes generaciones… es una gran novela, es gran literatura y está teniendo la acogida que merece. Claro, también es un testimonio de homosexualidad femenina único en la literatura. Yo lo pongo al nivel de The Well of Loneliness de Hall.

6- LCF: ¿Conocías la existencia del círculo sáfico de Madrid?¿Qué sabes de él?

NC-A: El círculo sáfico de Victorina Durán; me interesa mucho el safismo que veo como un gran abánico de no ortodoxia genérica y sexual. Un paso más en la expresión de la diferencia, pero, armarizada, claro. De hecho, podríamos decir que Durán o Víctor, como la llamaba Elena Fortún, usó el Lyceum como armario de su propio grupo. He podido intuir lo que hay dentro del armario que fue el círculo sáfico de Madrid gracias al intercambio de ideas con el crítico Vicente Carretón Cano, que nos ha dejado lamentablemente a destiempo, y su famoso ensayo Victorina Durán y el círculo sáfico de Madrid en El maquinista de una generación, y gracias también a la investigación sobre Elena Fortún, Matilde Ras y la pintora Marisa Roësset. Ras dedica sus diarios a Elena Fortún y en una ocasión, nostálgicamente, hace referencia al círculo. En el libro Recuerdos de una mujer de la generación del 98, las memorias de Carmen Baroja, editadas magistralmente por mi querida colega Amparo Hurtado, hay una curiosa referencia al “complejo de masculinidad” de Victorina y podemos intuir el miedo y repulsión que inspira Victorina no ya tanto, como diríamos hoy, por su opción sexual sino por cómo hace su género, es decir, mal, como la protagonista de Oculto sendero. Atención a Acrópolis de Chacel también… Cuando investigaba mi libro Artistas y precursoras Vicente, junto con el artista Luis Caruncho Amat, fueron perfilando en diferentes conversaciones y en correspondencia ese mundo de mujeres sáficas. Importante también la investigación de Raquel Osborne y María Rosón Villena en este campo.

7- LCF: ¿Qué mujeres de la Segunda República te merecen una gran admiración -aparte de Elena Fortún- y qué te han aportado a nivel personal?

NC-A: Mis autoras inciertas son mis maestras… de ellas adoro la literatura autobiográfica y testimonial. Tuve una época en la que a la hora de investigar a una escritora o artista me fijaba en que tuviesen obra y en que nadie hubiese hecho una investigación de género sobre ellas. Así escribí mi Autoras inciertas y Artistas y precursoras. No hay libro de memorias que no busque y no encuentre. Adoro los diarios y los epistolarios. Me interesan mucho también las pintoras y las científicas. De estas últimas voy perfilando un grupo de mujeres que colaboraron en algún momento con Marañón, médico que opino aparece representado en Oculto sendero.

8- LCF: ¿Cómo valoras la aportación del Lyceum Club Femenino de Madrid a la sociedad del momento? ¿Qué destacarías de él?

NC-A: Acababa yo de terminar mi tesis doctoral, empezaba el nuevo milenio, cuando asistí en Barcelona a un congreso que se llamaba Perversas y divinas. Shirley Mangini, con esa gracia que ella siempre ha tenido, presentó Las modernas de Madrid, Amparo Hurtado habló de su Recuerdos de una mujer en la generación del 98. No sabes lo que significó el Lyceum para mí entonces, para mí y para una serie de hispanistas que empezábamos, nos apoyábamos en el feminismo francés y en el angloamericano y buscábamos a las nuestras, a nuestros referentes, a la historia que nos quitaron. Imaginad que el recuerdo del Lyceum fuese para las chicas españolas lo que el mundo de Bloomsbury y las sufragistas son para las jóvenes inglesas. Imaginad que niños y niñas aprendiesen en el colegio qué fue aquello… El Lyceum fue un desafío al patriarcado y el patriarcado lo criticó pero ellas siguieron adelante. Destaco el regreso de esta historia a nuestro hoy, destaco la reconstrucción de nuestra memoria a través de nombres, espacios, genealogías… destaco finalmente que hay prisa. Se nos van las fuentes. No podemos perderlas.

17553911_1832114467109236_4415905675564064195_n

Nuria Capdevila-Argüelles

 9- LCF: ¿Hay alguna anécdota que quieras destacar sobre el estudio que has hecho en torno a la figura de Elena Fortún u otra persona que tuviera una estrecha relación con ella?

NC-A: He estado trabajando recientemente con algunas grabaciones de amigas suyas, tan interesantes como su correspondencia: las cartas a Laforet, a Tusquets, a Inés Field, a Mercedes Díez Hernández… Me interesan sus vínculos con la generación de escritoras posteriores a ella, las que crecieron leyendo a Celia, tanto como los que tuvo con mujeres de su generación. Tanto Elena Fortún como su obra tienen una dimensión de vínculo entre generaciones separadas por la guerra y el exilio.

10- LCF: Y ya para acabar. ¿Te consideras feminista? ¿Qué te parece que haya mujeres que manifiesten que ellas no son feministas y valoren despectivamente el feminismo?

NC-A: Por supuesto, soy feminista y vivo el feminismo tanto en mi vida profesional como en mi vida privada, en la crianza de mi hija, en mis amistades, en mis relaciones laborales, afectivas, familiares… Me decía hace poco Carmen G. de la Cueva que a mí la hemeroteca no me traiciona: siempre me he considerado feminista. Valorar despectivamente el feminismo es, como manifestaba Laura Freixas hace poco, una ingratitud amén de una tremenda manifestación de ignorancia, imperdonable, por cierto, en nuestras políticas. Pero fijaos cuánto camino nos queda por recorrer: se tolera que los sacerdotes declaren en contra de la ideología de género a pesar de que tenemos una legislación de igualdad. No ven que el feminismo y los estudios de género entre otras cosas educan para la igualdad y para la no violencia. Quien es despectivo con el feminismo perpetúa el patriarcado y por supuesto la violencia que éste genera.

Desde aquí agradecemos profundamente la disponibilidad de Nuria Capdevila-Argüelles, su entusiasmo por el proyecto y su sabiduría. ¡Ha sido todo un placer conocer sus puntos de vista!

¡Esperamos que la entrevista os despierte tanto interés como a nosotras! Nos encantaría leer vuestras impresiones.

Lyceum Club Femenino cumple 90 años

Etiquetas

,

Podemos hoy afirmar que, en noviembre de 1926, Madrid era mujer. El jueves 4 de noviembre de aquel mismo año, se inauguraría uno de los clubes de mayor relevancia en la historia de las mujeres de este país: el Lyceum Club Femenino abría sus puertas contra todo pronóstico durante el reinado de Alfonso XIII y en plena dictadura de Primo de Rivera. La música, las artes plásticas y la literatura fueron solo algunas de sus secciones predilectas.

Aunque la asamblea constituyente tuvo lugar unos meses antes (abril de 1926) y fue presidida por María de Maeztu, el 4 de noviembre se celebró la inauguración oficial en la Calle Infantas, en el edificio conocido como la Casa de las Siete Chimeneas.

_calle-de-las-infantasDesde Lyceum Club Femenino tenemos también el gran honor de informarles de que el pasado mes de septiembre de 2016 el Pleno del Ayuntamiento de Madrid reconoció la deuda de memoria histórica que la ciudad tenía “con el papel histórico de ese club y por ello ha aprobado reconocer su tarea con una placa conmemorativa del 90 aniversario del Lyceum Club Femenino en la casa conocida como la de Las siete chimeneas, en la calle Infantas número 31, actual sede de la Secretaría de Estado de Cultura”. Bajo titulares como Madrid recordará con una placa el histórico club femenino de Kent y Campoamor la prensa se hacía eco de esta gran noticia. Esperamos que en breve tenga lugar el acto, del que les mantendremos informadas.

Nuestro más profundo agradecimiento a cuantas mujeres hicieron realidad este espacio en una España que se les volvía en contra y unos tiempos nada favorables en sus inicios. Menos mal que unos años después llegó por fin la Segunda República, lo que les permitió crecer en derechos.

¡¡FELICIDADES AL LYCEUM CLUB FEMENINO!!

El ‘Oculto sendero’ de Elena Fortún ve la luz

Etiquetas

, , ,

Matilde Ras y Elena Fortún

Matilde Ras y Elena Fortún

Será difícil llegar a entender algún día, cómo es posible que los libros de texto que guían la enseñanza de este, nuestro sistema español del siglo XIX, estén tan cargados de vidas personales de hombres “célebres” y cuenten con una casi nula presencia de mujeres y con una total ausencia de personajes históricxs LGBTI.

Una gran admiración nos ha despertado siempre Encarnación Aragoneses Urquijo o, para ser más precisas aún, Elena Fortún, la mujer que se ocultaba, vivía y luchaba tras la primera. En su día, desde Lyceum Club Femenino, presentamos a Elena a través de Celia, y un artículo titulado Encarna y Elena: esposa y escritora e introducíamos a la autora de Celia así:

Sigue leyendo

Entrevista a Carmen Domingo

Etiquetas

, ,

carmen-domingo

La escritora, ensayista y dramaturga Carmen Domingo.


Hablar de Carmen Domingo es hablar de una autora que ha dado voz a numerosas mujeres silenciadas, solo basta repasar el abanico de ensayos y novelas que ha cosechado hasta el momento. Hace unos meses, nos sorprendió a todas con su obra teatral “Només són dones” (“Solo son mujeres“), que se estrenó con gran éxito en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC), 20152016, bajo la dirección de Carme Portaceli, y recientemente, ha salido a la luz pública su última novela “Gala-Dalí, publicada por la editorial Espasa, basada en la tormentosa relación que vivieron la eterna musa del surrealismo y uno de los genios de la pintura universal: Elena Ivanovna Diakonova (Gala) y Salvador Dalí.

9788467047233

Portada de la última novela de Carmen Domingo.

Nosotras, sin embargo, tenemos ganas de recordar con ella a una figura histórica que la autora rescató del olvido en su apasionante libro “Mi querida hija Hildegart“,de la editorial Destino, publicado en 2008, y de la que también escribió una obra de teatro, “Yo maté a mi hija”, estrenada la pasada temporada en Barcelona, 20142015. Tanto en el libro como en la obra, retrata, minuciosamente, la vida y la trágica muerte de una mujer excepcional para su época: Hildegart Rodríguez Carballeira, que tuvo una historia, que como afirma Almudena Grandes en el prólogo del libro de Carmen, es tan extraordinaria y fabulosa que ni la mente más imaginativa podría haberla inventado.

Sigue leyendo

Entrevista a Marisa Mediavilla

Etiquetas

, , ,

Marisa Mediavilla Herreros.jpg

Marisa Mediavilla, fundadora de la Biblioteca de Mujeres de Madrid.

¡Empezamos el 2016 ilusionadas!

Con un logo nuevo y con una entrevista a una mujer que ha sido y es un referente para las investigadoras que rescatan la memoria de mujeres olvidadas en la historia de España, tal y como en su momento nos indicó la investigadora Mª Teresa Rodríguez de Castro durante la redacción del libro “La conspiración de las lectoras” junto con el filósofo José Antonio Marina, a quien prestó una valiosa ayuda.

Se trata de Marisa Mediavilla, fundadora de la Biblioteca de Mujeres de Madrid, una biblioteca especializada en la historia de las mujeres en España, que ha sido mayoritariamente silenciada e invisibilizada. Tal y como nos explica en la entrevista que mostramos a continuación, nos atrevemos a afirmar que su tarea es esencial, ya que Marisa como bibliotecaria, documentalista y feminista, aporta información muy valiosa para seguir tirando del hilo de historias sobre mujeres, ya muy lejanas a causa del tiempo o del olvido, pero que construyen nuestra propia genealogía.

Desde aquí sólo tenemos palabras de agradecimiento para Marisa, por tener la generosidad de dedicarnos su tiempo para realizar la entrevista y por aportarnos documentación de gran valor.

Redencion 1.jpg

Portada de la revista feminista en pro de la igualdad entre sexos “Redención” , publicada en Valencia en el año 1922.

Creemos que Lyceum Club Femenino no podía dejar de visibilizar una herramienta como la Biblioteca de Mujeres y a cuantas mujeres que están ahí detrás para darle vida y ayudar a que nuestra historia sea rescatada y revalorizada. ¡Gracias a todas ellas!

Sigue leyendo

Margarita Santana: ‘Mujeres de la República a la Dictadura’

Etiquetas

, , , , ,

cts3

Del 31 de enero al 3 de febrero de 2012, tuvo lugar en la Universidad de Sevilla el IX Congreso Iberoamericano de Ciencia, Tecnología y Género. Dentro de la estructura y programación del congreso, tuvieron lugar una serie de mesas, entre ellas, El contrato social y moral de la ciencia: las mujeres en la ciencia española de la democracia a la dictadura. 

El objetivo de esta mesa es abordar la exclusión de las mujeres de la ciencia y la tecnología o su relegación a ciertos lugares marcados por el género en el caso de la ciencia española a lo largo del siglo XX. El análisis de la situación y las causas de la misma se abordará en el contexto de las nociones de “contrato social” y “contrato moral” de la ciencia. En la Mesa participan investigadoras que vienen realizando su trabajo en este campo.

Y aquí queríamos nosotras llegar para darle voz a una de las intervenciones que en nuestra opinión merece este eco desde nuestro espacio de Lyceum Club Femenino. Su autora es Margarita Santana de la Cruz, doctora en Filosofía y profesora de Lógica y Filosofía de la Ciencia en la Universidad de La Laguna. Su aportación a la Mesa del IX Congreso Iberoamericano de Ciencia, Tecnología y Género lleva por título ¿Mujeres emancipadas o ángeles del hogar? La concepción de las mujeres de la República a la Dictadura. 

 Foto ángel del hogar

¿MUJERES EMANCIPADAS O ÁNGELES DEL HOGAR? LA CONCEPCIÓN DE LAS MUJERES DE LA REPÚBLICA A LA DICTADURA

Margarita Santana de la Cruz Universidad de La Laguna

RESUMEN: El cambio de régimen político en España durante este período supone una serie de transformaciones que afectarán, entre otros elementos, a la cultura, a la ciencia, y también a la forma en que se conceptúa a las mujeres y al papel que éstas deben jugar en la sociedad. Así, el objetivo del presente trabajo es mostrar y analizar, de un modo comparativo, qué modificaciones se producen al respecto, señalando las posibles razones o causas de las mismas.

PALABRAS CLAVE: República, Ciudadanía, Mujer emancipada, Visibilización

La República constituye un punto de inflexión fundamental para las mujeres en cuanto a adquisición de derechos, acceso a la ciudadanía, a la vida política y pública, a, en definitiva, tener una voz propia, a su visibilización. Dicho punto de inflexión se produce en medio de una trayectoria, en lo que se refiere a la conceptualización de las mujeres, que podríamos caracterizar del modo siguiente: el modelo moderno se erige sobre la pervivencia del modelo decimonónico, que será al que se vuelva, reforzado y exacerbado, con el triunfo de los nacionales.

En el comienzo del siglo XX nos encontramos con la aparición de un modelo de mujer, la mujer “moderna”, o “la nueva mujer”, que surge como un prototipo o representación cultural asociada a la vanguardia y que responde, de algún modo, a una mayor presencia de las mujeres en el ámbito público –en la educación, en el trabajo, e incluso en el contexto de la actuación política. Como decíamos anteriormente, este modelo se erige sobre el ya existente, que conceptúa a la mujer como esposa y madre relegada exclusivamente al espacio privado del hogar, pero no se convierte en un modelo hegemónico, en primer lugar porque sólo una élite puede encuadrarse dentro del mismo, y, en segundo lugar, y quizá por ello mismo, porque hay una enorme distancia entre dicho modelo y la realidad de la mayoría de las mujeres del país. Esta situación, sin embargo, sufrirá una modificación sustancial y cualitativa con la República porque los cambios no tendrán lugar sólo en el marco de las representaciones culturales sino en el contexto político y legal.

La constitución de 1931 supone, por primera vez, el reconocimiento de la igualdad jurídica entre hombres y mujeres –artículo 25. Se producen cambios en los derechos políticos, en el derecho privado, en el ámbito laboral, etc. Así, el artículo 36 establece el derecho de voto para las mujeres; el artículo 43, la igualdad de derechos de ambos sexos en el matrimonio, así como la disolución del mismo si lo pedía cualquiera de los cónyuges alegando “causa justa”. La ley de 2 de marzo de 1932 instaura el divorcio y establece la igualdad entre hijos legítimos y no legítimos. Se adopta el término “autoridad del padre y de la madre”, y se acepta el mutuo consentimiento para la obtención del divorcio. La ley de 28 de junio del mismo año implanta el matrimonio civil. En el ámbito laboral se reconoce el derecho de las mujeres a ejercer una profesión, con la posibilidad de acceder a empleos vedados para ellas hasta ese momento como notarias y registros de la propiedad, cuerpo diplomático y secretarios municipales o procurador de los Tribunales –en 1933. En este nuevo marco constitucional se producen también otras reformas legales, tales como la supresión en el Código Penal de 1932 del delito de adulterio2, o el Decreto de 28 de junio de 1935 que suprime la reglamentación de la prostitución, anulándola como un medio de vida lícito. En el contexto de la educación se implanta la escuela pública mixta –la educación es vista como un elemento de transformación tanto social como individual, y la República apostará seriamente por la disminución del analfabetismo. El Estado laico y aconfesional apartará a la Iglesia de la enseñanza, hasta el punto de prohibir, en el artículo 26 de la Constitución, el ejercicio de la misma a órdenes religiosas como la Compañía de Jesús […]        Seguir leyendo…

Desde Lyceum Club Femenino queremos agradecer a Margarita Santana su colaboración con este espacio, que se ha convertido ya en un lugar común y de encuentro para todas nosotras. Apostamos y apostaremos siempre por difundir el trabajo de cuantas compañeras comparten nuestras mismas inquietudes: sacar a la luz a todas aquellas mujeres de la República que el patriarcado se ha encargado de invisibilizar y silenciar en un intento por borrarlas del mapa. Divulgar todos aquellos trabajos destinados a rescatar sus voces y visibilizar su contexto sociocultural e histórico es uno de los principales objetivos desde Lyceum Club Femenino. Esperamos que lo disfruten y nos hagan llegar sus impresiones.

Entrevista Almudena de Maeztu

Etiquetas

, ,

Almudena de Maeztu durante la conferencia “Alma Mahler: la mujer y su mundo” pronunciada en el mes de mayo de 2013. Imagen obtenida de la web de la © Fundación Juan March http://www.march.es/

Las administradoras de este blog hemos tenido la oportunidad de realizar una entrevista que nos hacía mucha ilusión, por ser un testimonio de gran valor para nosotras.

Se trata de Almudena de Maeztu (Madrid, 1964), nieta del escritor y político Ramiro de Maeztu, y sobrina del pintor Gustavo de Maeztu y de la escritora y pedagoga María de Maeztu, que nos concedió esta oportunidad hace unas semanas. Desde aquí le agradecemos su amabilidad y colaboración.

A continuación os dejamos con sus recuerdos, con la huella que dejó María de Maeztu a nivel personal y colectivo y los proyectos de su sobrina, historiadora del arte y máster en Tasación y Expertización de antigüedades y obras de arte.

1. ¿Qué recuerdos tienes de tu tía María de Maeztu? ¿Recuerdas alguna anécdota especial?

Ella murió 16 años antes de que yo naciera, de modo que no la conocí físicamente. Pero dejó a mi padre, como herencia, su casa de Núñez de Balboa, en Madrid, con todo su contenido. De modo que crecí rodeada de sus cosas, sus cuadros, sus muebles y, sobre todo, su magnífica biblioteca. Su figura estaba bastante olvidada, no así la de su hermano Ramiro, mi abuelo. El apellido Maeztu retumbaba, con todas sus consecuencias. Hasta hace unos años no llegué a ser consciente de la importancia de mi tía María.

2. ¿Qué crees que pensaría María de Maeztu de la situación actual de la mujer española?

Ella estaría muy orgullosa de que las mujeres hubieran conseguido ser independientes, forjarse una vida más allá del matrimonio, de que estudiaran, trabajaran e hicieran sus aportaciones a la cultura y a la historia. Para ella, la cultura debía ser universal, pasando por encima de fronteras o de sexos.

3. ¿Qué hecho destacarías más de la labor de las mujeres del Lyceum Club?

¡Debió ser una época maravillosa! Hacer un club al estilo inglés fue uno de sus mayores logros. El Lyceum hizo que las damas españolas de la alta sociedad (y no sólo las que estudiaban o trabajaban) se interesaran por la educación y la cultura. María quería llegar a todas las clases sociales, y lo consiguió.

4. ¿Qué hubiera sucedido si la Guerra Civil no hubiera truncado la existencia de entidades como la Residencia de Señoritas o el Lyceum Club de Madrid? ¿Qué España imaginas?

Ella quería seguir con su labor, pero no la dejaron. Ya durante la República tuvo los primeros problemas. Nadie, ni la derecha ni la izquierda, parecía tener interés en que la mujer estudiara, aprendiera. En Argentina intentó hacer lo mismo que había hecho en España, pero no tuvo tiempo. Estoy convencida de que, a lo largo del siglo pasado, la mujer no hubiera estado tan sometida por los poderes del Estado. Pero la labor que ella inició nunca se detuvo del todo. La brecha estaba abierta, y las mujeres se lanzaron, poco a poco, a estudiar y a labrarse un futuro. Quizá con ella estas cosas habrían ocurrido unos años antes.

5. ¿Qué influencia ha tenido intelectualmente en ti tu tía y las mujeres de su generación?

Crecer rodeada de libros, de cultura y con unos apellidos determinados marca mucho, por supuesto. Sus libros forjaron mis gustos, eran los que encontraba en casa. Mucha filosofía, pedagogía, poesía… los mejores, siempre. Marcados, subrayados y anotados por ella. Para las mujeres de su época fue la figura que les abrió el camino a desarrollarse y a ser libres.

Alma Mahler Gropius  6. ¿Nos podrías hablar del libro que publicaste en 2010 “Alma Mahler Gropius”?

Lo empecé a escribir como una tesis, pero al poco tiempo supe que las Notas al pie dificultarían la lectura. De modo que añadí sólo una bibliografía al final. Quería saber por qué Alma no se había casado con Gropius, su amante, tras la muerte de Mahler. También por qué se acabó ese segundo matrimonio y, sobre todo, si ella tuvo alguna influencia en la fundación de la Bauhaus. Todas estas preguntas quedaron respondidas en el texto.

7. ¿Qué proyectos llevas a cabo actualmente? ¿Tienes previsto publicar otro libro?

A lo largo del 2013 estuve publicando un blog, amorenlamesa.blogspot.com.es, que ya ha superado los 30.000 lectores. Y tengo otro libro en la cabeza de lo que prefiero no hablar todavía. En cuanto lo termine, os informaré.

8. Y ya para acabar. ¿Te consideras feminista? ¿Qué te parece que haya mujeres que manifiesten que ellas no son feministas y que valoran despectivamente el feminismo?

Sinceramente, no me gustan las etiquetas. Mi bisabuela Jane Whitney ya era profesora y empresaria a finales del siglo XIX, sus hijas María y Ángela trabajaron durante toda su vida, lo mismo que mi madre. De modo que las féminas de mi familia han sido independientes e intelectualmente brillantes desde hace muchas generaciones. Yo no creo que la mujer sea superior al hombre, ni siquiera igual. Nadie es igual a otro, ya sea hombre o mujer. Creo más en los individuos y me da igual que sean hombres o mujeres. Creo en el ser humano.

No valoro despectivamente al feminismo pues aunque es cierto que se han conseguido muchas cosas, todavía queda mucho camino por andar. Pero también soy consciente de que algunas mujeres se han aprovechado de algunas ventajas legales para, después del divorcio, dejar a sus maridos en la ruina y quedarse con la casa, los hijos y una pensión mientras algunos de ellos han debido volver a casa de sus padres. Tampoco lo veo justo, la verdad. Como dijo William Blake, “una misma ley para el león y el buey es opresión”.

Para cerrar este post, os dejamos con un recurso didáctico, elaborado por Diversidad y Coeducación que ya publicamos anteriormente, por si queréis trabajar la figura de María de Maeztu con vuestro alumnado.

WebQuest María de Maeztu

Presentación de “La conspiración de las lectoras” en Santa Cruz de Tenerife

Etiquetas

, , , , ,

Por Paz Montalbán

IMG_1953

Mª Teresa Rodríguez de Castro (a mano izquierda) toma la palabra en la presentación del libro de “La conspiración de las lectoras”, junto a Kika Fumero (en el centro) y Paz Montalbán (a la derecha), en la Librería de Mujeres de la capital tinerfeña.

El pasado 5 de septiembre se celebró, en Santa Cruz de Tenerife, la presentación del libro “La conspiración de las lectoras” de la editorial Anagrama, en la entrañable Librería de Mujeres de la capital tinerfeña, regentada por Izaskun Legarza Negrín, un espacio de cultura, de conocimiento y de intercambio de ideas de las mujeres comprometidas con su propia genealogía, su historia usurpada y su poder infinitamente creativo.

Mª Teresa Rodríguez de Castro, coautora del libro junto con J. Antonio Marina, nos brindó la oportunidad, a las administradoras de este blog, de participar en este acto tan especial. Desde aquí solo tenemos palabras de agradecimiento por su generosidad y por su afabilidad con nosotras y con las personas que participaron en este acto, que tuvieron la ocasión de preguntar e intercambiar impresiones sobre un libro que no deja indiferente a sus lectoras, como ya apuntamos en su momento en el post Conspiración femenina.

Sigue leyendo